Lo importante es no olvidar


 

Después de aquella pregunta, me quedé meditando sobre mi vida, mi pasado, mis orígenes, me quedé pensando en aquella capacidad de asombro que tenemos cuando niños, en esa imaginación interminable y fantástica, ese sentimiento impostergable de ser únicos e irrepetibles cuando miraba al sol poniente, recuerdo que la Luna me parecía hermosa, inmensa, incluso intimidante, la vida era sencilla, las complicaciones eran mínimas, era el Rey del Mundo, y no es que lo haya dejado de ser, sólo que ahora quiero el Universo.

Cuando la observé por primera vez me pareció insignificante, me pareció incluso inútil, no entendía su significado por completo, sabía que la utilizaban todos, la intercambiaban, la guardaban, y algunos, los más excéntricos la adoraban, pero para mí era sólo metal, frío, impersonal, intrascendente… No sé cuando fue que caí en sus garras, la vida da muchas vueltas y a pesar de que yo quería ser Bombero terminé aquí, en una oficina fría, un escritorio, un computador, una secretaría y un café, no sé en que momento perdí en camino de Oz para tomar el lado oscuro de la vida, ese lado de esclavitud y cadenas – suicida incandescente sin una gota de cordura – en el cual todos alguna vez quedamos atrapados, en un espacio infinito, en donde perdemos la hermosura del rojizo poniente de octubre, donde olvidamos al bombero y al pirata, en donde pensamos más con la entrepierna que con la cabeza y el corazón, en donde nuestro padre se convierte en antagonista y deja de ser héroe del cuento, ¿en que momento llegué a ser tu esclavo? Todavía puedo recordar aquellas tardes en donde la lluvia amenazaba a mi madre, en donde me fugaba a sentir esa sensación de ser invencibles, en donde las gotas representaban una experiencia religiosa cuando recorrían nuestro cuerpo y empapaban nuestra ropa, recuerdo aquellos partidos de football en donde mi padre me gritaba y me apoyaba, recuerdo esa sensación de inmensidad al centro del campo de golf con mi padre eligiendo palos, recuerdo esas noches húmedas en la playa y la sensación de estar en el paraíso. Lo importante es no olvidar…

Hoy por fin puse atención a esas pequeñas cosas que cambian la vida, esas pequeñas sensaciones explosivas que había olvidado, hoy por fin me di cuenta que el camino estaba errado, no se cuando dejé de vivir y empecé a sobrevivir, lo importante es no olvidar como vivir y retomar el camino perdido, aunque la búsqueda resulte interminable.

” Al final, para un hombre de mundo
es muy exótico volver a casa”

Escuchando: Serie Negra – Bunbury & Vegas

Una respuesta to “Lo importante es no olvidar”

  1. IxcheL Says:

    Es lo que extraño de la otra comunidad el espacio dónde va la música. Espero que lo hagas más en continuo no dejes de escribir.

    Sigue así…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: