Crónica de un encuentro inesperado

 

Recuerdo que esa noche la calle se encontraba obscura, observaba por arriba del hombro y a lo lejos se encontraban algunos niños jugando, yo hacía pocos días que había regresado de un largo viaje, me encontraba naturalmente cansado, pensé que lo mejor sería ir a casa y descansar, el camino no resultaba nada agradable, el tráfico era intenso y la lluvia iniciaba, la gente corría, las gotas cubrían mi ventana , esa ventan que me separaba del mundo real, fue en ese instante cuando la observé por primera vez, era hermosa, me pareció irreal, quise bajarme del auto pero no me atreví, para mi fue casi perfecta, esa noche soñé con ella, sabía que nunca la volvería a ver y ahora me arrepentía y no podía hacer nada para remediarlo.

Me levanté muy temprano para iniciar mis labores, algunos pendientes, llamadas y varios envíos, me apresuré algo me decía que la volvería a ver, salí corriendo casi a la misma hora del día anterior, el tráfico el mismo, la lluvia parecía haberme esperado, fue cuando mis ojos se iluminaron y la vieron, solo que ahora al pasar me sonrió, quedé paralizado nuevamente no hice nada, la veía pasar frente a mi con una sonrisa y mi cara perpleja, no reaccioné, la lluvia empapó nuevamente mi ventana, las gotas corrían a través de ella y la veía a través del agua, escuchaba algún sonido pero no podía distinguirlo hasta que me di cuenta que eran los autos de atrás que me llamaban para avanzar, la calle se había paralizado por mi culpa, llegué a mi casa otra vez arrepentido sin poder hacer nada.

Decidí que no volvería a suceder, la vida me había dado ya muchas oportunidades y no las había aprovechado, ni siquiera la conocía y ya pensaba en ella, ¿Qué me pasaba? Aquel día ni siquiera trabajé la esperé desde una hora antes, desde mi auto tenía una excelente vista, esta vez bajé la ventana, quería observarla bien, sin barreras, el tiempo transcurría muy lento y yo me desesperaba, fue en ese momento que escuché el primer trueno, la lluvia parecía inminente, las primeras gotas mojaron mi mano que salía del auto, y ahí estaba, a lo lejos la veía, venía caminando justo en mi dirección, fue entonces cuando decidí que esta vez bajaría del auto y así lo hice, caminé en su dirección, y solo una avenida transitada nos separaba, la observaba y miré como me sonreía, la lluvia caía con toda su fuerza, mis manos temblaban, el agua recorría mi rostro, fue entonces el momento de cruzar, ambos caminamos hacia el otro y fue justo cuando sucedió, nos miramos fijamente nadie habló por algunos segundos, fue entonces cuando ella me inició la conversación, me preguntó por que no lo había hecho antes, así estuvimos por horas platicando en medio de la calle, los autos pasaban, la lluvia caía y la noche iluminaba, hoy puedo decir que la quiero y que me encanta conversar con ella, con la lluvia y la luna como testigos, hoy la conozco y no pienso dejarla ir. ¿Su nombre? …. Aún no lo conozco.

Escuchando: Luna – Azul Violeta

2 comentarios to “Crónica de un encuentro inesperado”

  1. IxcheL Says:

    Recuerdo está, para mi es especial…

    Saludos.

  2. Montse Says:

    haaaaaaaaay que bonito!!! es real???
    si si, que hermoso, osea!!! imaginate!!!
    bueno tu no yo si y es taaan lindo
    que bonito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: